Querer y necesitar no es lo mismo




Archivo|Baja Press

Digo por si pensabas algo así, estás a punto de descubrir que has vivido en una mentira y te voy a explicar de manera muy sencilla pero eficaz que esto es completamente cierto, claro si lo reflexionas de esta manera.

 

Si en este momento nos pidieran hacer una lista de todo lo que necesitamos, me atrevería a asegurar que, la cantidad de cosas que pondríamos fuera interminable. Esto es debido a que nos cuesta mucho trabajo diferenciar entre lo que necesitamos y lo que queremos.

 

Es por esta razón que a continuación veremos cuáles son sus definiciones.

Querer es un verbo que proviene del latín quaerĕre y que significa “tratar de obtener”

 

Necesitar por el contrario surge cuando existe una falta de afectos en el aspecto emocional, ya que estos resultan imprescindibles para la supervivencia humana, también se refiere a la carencia de productos de bien primario, por lo tanto, incluimos en esto a lo nutritivo. Por lo que se resume a que necesitad, es aquello que nos provoca hambre o desequilibrio físico, mental o de algún tipo, si no son satisfechas.

 

Según el gran Abraham Harold Maslow quien fue un psicólogo estadounidense conocido como uno de los fundadores y principales exponentes de la psicología humanista. En su pirámide nos dice que las necesidades esenciales del ser humano tienen que irse cubriendo para poder lograr en lo más alto la autorrealización.


Miren es tan sencillo como el hecho de que, si nosotros nos pasamos la vida cubriendo urgencias que la misma sociedad nos va exigiendo con una serie de estereotipos, entonces pensamos que traer el mejor teléfono, la ropa de moda, obtener la tecnología de punta, entre otras cosas; son realmente una necesidad.

 

Pero esto ¡no es así! Eso es lo que queremos mas no lo que necesitamos. Y si por ejemplo se nos ocurre pensar que esto es cierto, ¿en dónde quedarían los bebés que no tienen acceso a todo esto? Si se fijan ellos siguen respirando comiendo y hasta sonriendo de todo sin tener más que lo esencial para vivir.

 

Porque talvez las necesidades en etapas de la vida son distintas y que diferimos entre adolescentes, niños y adultos. Pues no somos tan diferentes como pensamos, por lo menos en ciertas cosas. Ya que todos necesitamos primeramente de alimento para subsistir, necesitamos que nuestros organismos funcionen adecuadamente, necesitamos que el entorno familiar sea el adecuado para una buena proyección social.

 

Haciendo una analogía que corresponde a nuestros tiempos, la vida es como un video juego, siempre vamos intentando pasar al siguiente nivel, aun sabiendo que el que viene es todavía más complicado que el anterior. Pero ¿qué pasa si no cumples con cada requisito del nivel anterior? Es muy simple no lo puedes pasar. Aquí parafraseo a un reconocido pedagogo llamado Jean Piaget, quien decía que el ser humano no puede pasar de una etapa a otra sin haberla completado. Lo que hacemos los seres humanos es que queremos pasar por alto nuestras verdaderas necesidades y las convertimos en lo que queremos.

 

Y entonces nos olvidamos de lo verdaderamente importante, eso somos nosotros mismos, los tiempos cambian; sin embargo, el pilar de la sociedad sigue siendo el seno familiar. Es ahí donde se fabrican los seres humanos que van a funcionar o no, para enriquecer nuestro entorno social, político, económico y cultural.

Necesitamos de estímulos, relacionarnos con las personas de una manera o de otra y con esto me refiero a que puede ser de persona a persona o virtualmente, muchos buscamos un like o cierta cantidad de reproducciones para medir nuestra popularidad o nuestro éxito. Eso es lo que queremos, entonces si no estamos bien afianzados cubriendo nuestras necesidades, vienen los conflictos internos y llegamos a un retroceso. Es una felicidad falsa.

 

Resumiendo, hago referencia a una famosa canción de los Beatles “Todo lo que necesitas es amor” Si te amas, te conoces, si te reconoces, amas la vida, lo haces todo con un gran valor, simplemente haces que todo suceda. Aprendes a descubrir lo que necesitas y lo separas de lo que quieres. Logras subir peldaño a peldaño priorizando, tienes derecho a “querer” siempre y cuando hayas cubierto tus necesidades para no fracasar en el intento. Mereces lo mejor y el mejor eres tú.

 

Zaaasqué? Yo que tú me preguntaría siempre, antes de tomar una decisión:

 

¿Quiero o necesito?


ETIQUETAS Zaaasqué?


Lilia Martínez

Lilia Martínez

Apasionada por la lectura clásica, inquieta por el buen entender así como en una sociedad débil pero lidiadora

Lic. en Educación Media Superior Intercultural, especializada en Literatura y Lengua Española.

  • Escribe en:
  • Cultura
  • Opinión
  • Nacional








icon Bajapress

Accede más rápido

toca Icon iOs y elige añadir a la pantalla de inicio