Trump propone fortalecer el control de antecedentes a quienes compran armas




Shawn Thew|EFE|El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, responde a los medios en los jardines de la Casa Blanca, este miércoles en Washington

El presidente de EE.UU., Donald Trump, propuso este miércoles fortalecer la verificación de antecedentes penales para quienes compran armas y aseguró que en el Congreso hay un "fuerte apetito" político para aprobar una ley en ese sentido.

Trump hizo esas declaraciones a la prensa en la Casa Blanca antes de partir hacia El Paso (Texas) y Dayton (Ohio), donde dos tiroteos dejaron el fin de semana pasado un total de 31 muertos.

"Creo que tanto republicanos como demócratas se están acercando a una ley que haría algo con el control de antecedentes", dijo Trump.


En febrero, la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, aprobó una ley que establecería que el Gobierno federal debe hacer un control de antecedentes penales para todos aquellos que quieran comprar un arma, incluidos los que las adquieren en internet o en festivales de armas.

Sin embargo, el Senado, controlado por los republicanos, ha bloqueado esa propuesta al negarse a someterla a voto.

Trump explicó que, en los últimos días, ha tenido "muchas conversaciones" con miembros del Legislativo y ha detectado "un apetito muy fuerte" por medidas para el control de antecedentes.

El mandatario, sin embargo, dijo que, "en este momento", "no hay apetito político" para restringir los fusiles de asalto, armas de gran potencia que fueron usadas en los tiroteos de El Paso y Dayton.


"Los controles de antecedentes penales son importantes. No quiero armas en manos de gente inestable, de gente con rabia o con odio, gente enferma", aseveró.

Actualmente, 21 de los 50 estados de EE.UU. han aprobado legislaciones estatales para revisar los antecedentes de quienes compran algunos tipos de armas. Sin embargo, a nivel federal, los vendedores que hacen su negocio en internet o en festivales de armas no están obligados a hacer esos controles.

Por otro lado, Trump afirmó que su retórica no ha contribuido a la violencia de los tiroteos y dijo: "Mi retórica une a la gente".


El autor del tiroteo de El Paso supuestamente usó el lenguaje del mandatario en un manifiesto racista que publicó antes de la matanza, que dejó 22 muertos, y en el que aseguró que su ataque era una "respuesta a la invasión hispana de Texas", estado fronterizo con México.

En numerosas ocasiones, Trump ha afirmado que la inmigración procedente de Latinoamérica es una "invasión" contra EE.UU.

"Mis críticos son gente política que está tratando de ganar puntos", zanjó el mandatario.

La visita de Trump a El Paso y Dayton ha generado sentimientos encontrados entre sus ciudadanos y líderes locales, que en algunos casos culpan al mandatario de lo ocurrido. 











icon Bajapress

Accede más rápido

toca Icon iOs y elige añadir a la pantalla de inicio