EE.UU. no espera una guerra comercial tras imponer tarifas a madera de Canadá


 EE.UU. no espera una guerra comercial tras imponer tarifas a madera de Canadá Shawn Thew|EPA

Estados Unidos aseguró hoy que la imposición del arancel de 20 % a la madera conífera procedente de Canadá no desencadenará "una guerra comercial", al asegurar que aunque los del norte son "generalmente buenos vecinos", deben "cumplir las normas".

"No se trata de criticar a los canadienses. Creemos que los canadienses violaron las prácticas legítimas", indicó Wilbur Ross, secretario de Comercio de EE.UU., en una aparición no anunciada en la rueda de prensa diaria de la Casa Blanca.

Ross indicó que aunque los canadienses son "generalmente buenos vecinos", deben "cumplir con las normas" establecidas y no subvencionar ilegalmente sus productos para ganar competitividad.

Pese a la medida, el secretario de Comercio rechazó que fuese a desencadenarse una "guerra comercial" con Canadá y apuntó que la subida de aranceles se decidió después de una investigación detallada.

El funcionario sí reconoció que podrían producirse "pequeños incrementos" en el precio de esa madera en Estados Unidos, especialmente utilizada en la construcción de casas unifamiliares.

En 2016, las importaciones de madera conífera canadiense ascendieron a 5.600 millones de dólares, por lo que, con esas tarifas, se recaudarían cerca de 1.000 millones de dólares anuales.

Tras el anuncio de la medida, el Gobierno canadiense emitió un comunicado en el que señaló que "defenderá de forma vigorosa los intereses del sector maderero, incluido a través de litigios".

Canadá y Estados Unidos mantienen desde hace décadas disputas por las exportaciones canadienses de madera para la construcción, que Washington considera que está subvencionada.

Pero el Gobierno de Canadá recordó hoy que desde 1983 los tribunales de arbitraje internacionales han determinado que las autoridades canadienses no subvencionan las exportaciones.

La decisión oscurece las relaciones bilaterales entre Ottawa y Washington, y se produce después del primer encuentro entre Trump y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, en Washington en el que ambos expresaron su compromiso por avanzar las profundas relaciones comerciales.











icon Bajapress

Accede más rápido

toca Icon iOs y elige añadir a la pantalla de inicio