BP | Baja Press

Lidia causo daños a la infraestructura por más de 187 millones de pesos

El director de Oomsapas Los Cabos René Núñez Cosío, informó que actualmente la producción de agua se encuentra en un nivel del 89%; además, se restableció la conducción de la Cabecera Municipal a Cabo San Lucas, lo que permitirá avanzar en la distribución de agua.

Explicó que el alto volumen de escurrimientos provocados por la tormenta Lidia, causó diversos daños en la infraestructura del Organismo, por lo que ha sido necesario invertir dos semanas de trabajo para alcanzar el presente avance, además se requerirán recursos financieros con los que aún no cuenta la Paramunicipal, para lograr la normalización.

“Es importante tener en cuenta que las fuentes de abasto, así como la red de conducción son más vulnerables a las lluvias que al viento. En esta ocasión, la precipitación fue tres veces mayor que la suma del volumen que se presentó por Juliette y Odile, lo que significó daños a la infraestructura por más de 187 millones de pesos”.

Mencionó que hasta el momento se encuentran trabajando 14 de los 16 pozos que abastecen la zona urbana del municipio, así como la Planta Desalinizadora y La Planta Potabilizadora dichas fuentes producen 935 litros por segundo.

Sobre los dos pozos que actualmente están fuera de servicio dijo que, el pozo 5 presenta alto nivel de turbiedad y que es necesario sustituir la línea que conduce el agua que extrae el pozo 3.

“Actualmente tenemos dos pozos fuera en el arroyo Santa Anita, los cuales tiene una producción regular de 50 litros por segundo cada uno, que pretendemos recuperar a la brevedad posible”.

Cuantificó que hasta el momento han sido abastecidas un total de 119 colonias, y que han construido un plan para abastecer a las 20 colonias que presentan rezago en los próximos días.

Cabe recordar, que este lunes, vecinos de las colonias Lomas del Sol y Lagunitas I y II, se presentaron en las amp-adtalaciones del organismo operador de agua potable de Cabo San Lucas, para exigir el servicio del vital líquido, argumentando que tenían más de un mes sin el mismo.

Por otro lado, ante la desesperación, algunos residentes de colonias de esta localidad han recurrido a la extracción de agua a través de tomas clandestinas, lo que representa una pérdida económica para el organismo y la pérdida de presión para los asentamientos donde se suministra agua a través del tandeo de la planta desalinizadora.